Síguenos en tu correo electrónico

domingo, 13 de julio de 2014

Burgos: Lunes 14 de Julio: Concentración de apoyo a Palestina

Desde la Plataforma Solidaria con Palestina de Burgos, de la que forma parte Izquierda Anticapitalista, se convoca una concentración mañana lunes 14 a las 20 horas en la Plaza del Cid, con el fin de mostrar apoyo al pueblo palestino y rechazar la enésima agresión israelí.

En éste enlace podéis leer nuestro comunicado: http://anticapitalistasburgos.blogspot.com.es/2014/07/solidaridad-con-el-pueblo-palestino-fin.HTML

¡Os esperamos!

A continuación el comunicado de la Plataforma:

PAREMOS A ISRAEL. SOLIDARIDAD CON EL PUEBLO PALESTINO
 
Otra vez las bombas israelíes caen sobre Gaza. De nuevo, palestinos y palestinas muertos, esta vez cerca de 200 a día de hoy. En su gran mayoría, civiles desarmados, y decenas de niños y niñas. Otra vez Israel ha destruido todo tipo de infraestructuras, incluso un centro de atención a personas con discapacidad, colegios y centros de salud, y por supuesto, viviendas, reducidas a escombros. En Cisjordania, detenciones, más asesinatos, y el robo de pertenencias por valor de 3 millones de euros a humildes trabajadores y trabajadoras palestinas.
 
¿A qué excusa se agarra el estado sionista para justificar esta nueva agresión, este nuevo capítulo del genocidio del pueblo palestino? En esta ocasión, aduce que la muerte de tres jóvenes estudiantes justifica su campaña de terror, junto con la necesidad de debilitar al movimiento de resistencia islámica Hamás.
 
Pero, como siempre, sus excusas hacen aguas. La muerte de los tres jóvenes no ha sido aclarada, y ningún grupo palestino la reivindica. Además, Israel mantiene encerrados en sus cárceles a centenares de niños, niñas y adolescentes palestinos sin juicio previo, además de asesinarlos a sangre fría en incontables "incidentes", como cínicamente les llama. Por otro lado, quien conoce la realidad del pueblo palestino sabe que Hamás no es ningún demonio, sino una más de las organizaciones que resisten a la ocupación sionista. Lo que quiere sabotear el gobierno israelí, sin duda, es el acuerdo de unidad entre todas las facciones palestinas, que facilitaría un gobierno nacional que se oponga como una sola voz, como un único combatiente, a Israel.
 
Porque, según las propias leyes del derecho internacional, el pueblo palestino y sus organizaciones tienen el derecho de resistir, con los medios a su alcance, a la ocupación. Al igual que los judíos de Varsovia en la II Guerra Mundial, los palestinos pueden rebelarse y luchar contra quien los encierra en un gran campo de concentración. Porque eso es Gaza hoy en día. Tanto los nazis antes, como los sionistas ahora, ejercen un plan de exterminio, que incluye castigos colectivos, asesinatos tanto arbitrarios como selectivos, anexión de territorios por la fuerza, desabastecimiento forzado de alimentos y todo tipo de recursos básicos, robo, y un largo etcétera. Lejos de hincar la rodilla, los palestinos y palestinas sienten que nada puede empeorar, y tienen la voluntad colectiva de resistir; agachar la cabeza sólo garantiza un sufrimiento prolongado y la victoria de Israel.
 
Y frente al despojo y sometimiento que dura ya más de 70 años, ¿qué hace la comunidad internacional? Por un lado, la mayoría de los países del planeta piden infinita paciencia al pueblo palestino con una mano, mientras con la otra colaboran con Israel y financian la ocupación. Por otro lado, algunos países latinoamericanos, reunidos en el ALBA, condenan y rechazan estas agresiones, llegando algunos gobiernos a romper relaciones diplomáticas y comerciales con Israel. Pero, ¿y los pueblos del mundo? ¿Podemos hacer algo? Rotundamente, sí. Podemos manifestarnos, concentrarnos como estamos haciendo hoy, para que nuestra voz se oiga. Pero también podemos impulsar el boikot a Israel. Porque, como se demostró con la Sudáfrica del Apartheid, el aislamiento de un estado racista y colonial puede forzarle a aceptar una solución justa y democrática. Podemos renunciar a comprar productos cuyo código de barras comiencen por los números 729, la marca de Israel. Y también podemos hacer visible nuestra protesta siempre que una empresa, o una institución pública, mantenga relaciones o acoja alguna representación del estado israelí.  Mientras la cruel ocupación de Palestina continúe, no debemos aceptar que una universidad, grupo de música o empresa israelí financie la guerra o normalice la existencia de un estado que oprime a todo un pueblo.
 
Desde la Plataforma Solidaria con Palestina hacemos un llamamiento a seguir atentos y atentas al horror que sufre esta tierra. Si esta agresión se prolonga, debemos seguir alzando nuestra voz. Y más allá de los ataques militares, estamos obligados a denunciar la ocupación de Palestina y apoyar a su pueblo.
 
¡VIVA LA LUCHA DEL PUEBLO PALESTINO!
 
Plataforma Solidaria con Palestina de Burgos

No hay comentarios:

Publicar un comentario