Síguenos en tu correo electrónico

lunes, 20 de octubre de 2014

Ha muerto un libertario

David Medina

Quizá sea una buena manera de empezar hablando de alguien al que no agradaban homenajes, por otra parte merecidos.  En esta época que se reduce la guerra civil a una lucha entre "demócratas" contra fascistas no está de más señalar esa vertiente de Padín "libertario" por lo tanto un luchador por la revolución social no un simple "demócrata". En una ciudad en la que muchos de sus habitantes ni siquiera saben que hubo un campo de concentración y a los que les resultaría sorprendente saber que en el museo de la resistencia de París hay una maqueta de él, ha fallecido uno de los últimos supervivientes de esa guerra civil del 36 que realmente fue una revolución.

Félix Padín Gallo murió el 7 de octubre atrás quedaba una vida entera dedicada a la CNT y a la lucha por la liberación de la clase trabajadora. A los 14 años se unió al sindicato y luego a las juventudes libertarias, también se unió a un grupo de acción. En 1934 fue detenido por su participación en la revolución  de ese mismo año siendo fichado como muy peligroso y llamando la atención por su biblioteca.  En el 36 lucho en los batallones Isaac Puente y Durruti.  

Fue capturado en 1937 y paso seis años en las cárceles de Arrigorriaga, Galdakao, Vitoria, Murgia  y en el campo de concentración de Miranda y luego formó parte de batallones disciplinarios y de trabajadores (un nombre muy aséptico para lo que eran realmente esclavos del franquismo).  Es difícil de imaginar actualmente todo el sufrimiento que vio y vivió del cual, como se sabe aquí en Miranda de Ebro, hubo quienes sacaron un vergonzoso rédito económico.

Como luchador que era no se quebró ni se rindió, liberado en el 43 se volcó en la reconstrucción clandestina de  la CNT y fue de nuevo detenido en 1947 por participar en la huelga de ese mismo año. En 1954 paso su residencia a Miranda en la cual, en los años 70, fue uno de los que refundo el sindicato. 

A la muerte del  dictador fue uno de los reorganizadores De la CNT participando en varios congresos. Hasta el final de su vida no dejo de militar, acudiendo a actos como piquetes, huelgas generales, manifestaciones contra Garoña o poniendo carteles, participando en documentales como "Rejas de la memoria" y "Desafectos. Esclavos de Franco en el Pirineo". y hace unos meses ya muy debilitado declaro en el proceso argentino contra la causa del franquismo.

Todo esto son datos fríos su vida se explica mejor diciendo que lucho hasta el fin, sin rendirse nunca, y haciendo al final de su vida de memoria viva de esa época en que se vivió una revolución impidiendo o al menos suavizando el discurso histórico hegemónico.  En una época en la que el pútrido fantasma del fascismo vuelve a asomar su cabeza tampoco estaba de mas que alguien que lo enfrento y lo sufrió entonces nos recuerde a lo que nos enfrentamos.

Podría alguien preguntarse porque un comunista habla así de alguien a quien ni siquiera conoció en profundidad, fuera de encontrársele de vez en cuando paseando a su perrito antes de que la enfermedad le obligara a ir en silla de ruedas y luego ya en esa situación verle en diversos actos hablando todavía lúcido. La respuesta es clara, si bien somos de corrientes distintas, el fin último es el mismo: el comunismo (la sociedad en la cual dejaran de existir las clases, el estado y la negra sombra de la religión), desde esa perspectiva ¿Qué decir de alguien que vivió lo que el vivió y no se rindió nunca ni dejo de hacer todo lo que pudo siguiendo sus ideales?. Su ejemplo de lucha y coherencia debe guiarnos en un momento el que que puede surgir una nueva oportunidad de crear un mundo nuevo, aprendiendo de lo que él y otros como él vivieron para esta vez llegar a la victoria.

¡El mejor homenaje continuar la lucha!

Testamento (mi muerte)

Cuando vengas tú, supremo día,  ya no quiero en torno mío, llantos, quejas ni ayes, no sagradas preces, no rituales pompas, no macabros cirios verdes,  no siniestra u hosca faz de bonzo ignario.

Quiero morir consciente y libre, en medio de frescas rosas,  lleno de aire y de luz,  mirando al sol.

Ni mármol quiero yo, ni tumba,  pira griega casto y puro fuego,  abrasa tu mi podre: viento alado,  lleva tu mi polvo al mar, y si algo en mi no muere,  si algo al rojo fuego escapa,  sea yo fragancia, polen, ritmo… idea libertaria.

Felíx Padín Gallo



No hay comentarios:

Publicar un comentario